Articles Paco Martínez

¿Indulto o amnistia?

El conflicto España/Catalunya ha creado nuevos “conflictos”.  La historia es conocida. Lo que fue un “pacto” España/Catalunya a través de la Constitución, los Estatutos, acuerdos puntuales, se convirtió en un problema por los reiterados incumplimientos por parte de España. Un nuevo Estatuto, que se elaboró de acuerdo con las normas constitucionales, fue abortado por el TC. La sociedad catalana con dignidad democrática “reaccionó”. Pedía un referéndum. España lo negaba y lo niega. Los líderes políticos “representantes” elegidos democráticamente decidieron organizar un referéndum en contra de la decisión del Constitucional. Desobedecieron. Se celebró el referéndum. Pasaron años por medio para solucionar el creciente proceso de “desafección” de Catalunya, pero el Estado no hizo ni un gesto. La política desapareció y delegó en el estamento judicial. De “desobediencia”, el tema pasó a “delito penal de rebelión y sedición”. Hay presos políticos y exiliados. Así los califica la propia JEC.

Ahora, el gobierno se plantea “indultar” a esos líderes democráticos en prisión. Pero el independentismo pide “amnistía”. Aparecen, por tanto, dos conceptos. Me propongo explicar sus características.

¿Qué es el indulto?

Es una causa de extinción de la responsabilidad penal. Lo reconoce el artículo 130.4 del Código Penal y supone el perdón de la pena, “no del delito”. Constituye una renuncia al ejercicio del poder punitivo del Estado, fundada en razones de equidad, oportunidad o conveniencia pública. El indulto que piensa conceder el gobierno según sus palabras será individual y con algunas cláusulas de advertencias de vigilancia, parece más un “tercer grado” que por el tiempo ya les pertenecería legalmente que una supresión de la responsabilidad penal. Será una “libertad condicional”

¿Qué diferencias existen entre indulto y amnistía?

• El indulto supone el perdón de la pena. La amnistía: perdón del delito. Por eso sólo se puede indultar respecto de la parte de la pena que no haya sido ya cumplida. La amnistía puede implicar rehabilitar al amnistiado en derechos ya perdidos al cumplir la pena impuesta.

• El indulto no extingue la responsabilidad civil derivada del delito. La amnistía sí lo hace.

• En general, para otorgar el indulto es necesario un acto administrativo. Para la amnistía es necesaria una ley.

. El indulto afecta a una persona concreta. La amnistía afecta a una pluralidad.

. • La amnistía extingue los antecedentes penales. El indulto no lo hace necesariamente.

• Para otorgar un indulto es necesaria sentencia firme. Para la amnistía no es necesario.

. La amnistía supone el perdón del delito y se extiende a todas sus consecuencias y responsabilidades legales, incluso aunque estén pendientes de juicio; el indulto tiene menor eficacia. Se limita a perdonar toda o parte de la pena impuesta, sin suprimir las consecuencias del delito.

¿Qué opina el Consejo de Europa?

De manera muy clara, dice que deben ser puestos en libertad según la comisión de Asuntos Legales y de Derechos Humanos y solicita también que se retire la acusación contra el resto de los cargos de menor rango, referente a los más de 3000 encausados.

Con la amnistía la propuesta de resolución del Consejo de Europa quedaría solucionada

¿Qué han sentenciado la justicia de países europeos?

Tribunales suizos, alemanes, belgas, escoceses, consideran que no ha habido ningún delito. Por eso no han aceptado y ejecutado las euroórdenes.  Éstas, en sí mismas, han demostrado repetidamente la incompetencia e incoherencia del Supremo en su trámite.

Se demuestra un relato de la Instrucción, claramente orientado a una sentencia preestablecida. Interpreta subjetivamente artículos del Código Penal español que lleva muchos años sin aplicarse.   Instructores, tribunal que juzga, tienen actitudes preconcebidas en contra de la reivindicación soberanista catalana.   Aplican una interpretación parcial, únicamente “política”, no jurídica”

Análisis.

El primer planteamiento es si realmente hubo delito o es una interpretación, profundamente sesgada, por parte del Tribunal.  A recordar que se han publicado numerosas irregularidades en la fase de Instrucción. El juicio ofreció situaciones muy cuestionadas por la actuación subjetiva del Tribunal.  Convertir una “desobediencia” al Constitucional en “rebelión y sedición”, no ha sido admitido por tribunales europeos de Estados incuestionablemente considerados democráticos y con justicia independiente. Hay numerosos antecedentes de “desobediencias” al Constitucional por gobiernos españoles, pero ninguno ha merecido la intervención de la Fiscalía General. Nada ha llegado a juicio.

Se dice que la amnistía no cabe dentro de la Constitución.  Después de la ley de 1977 en ningún lugar he encontrado que esta se haya derogado. El indulto supone una semilibertad para nuestros presos y una alegría para familiares y amigos.  Pero no soluciona en absoluto el gran problema “España/Catalunya”.

El conflicto no se solucionará con unas medidas de “gracia” que mantienen un delito que no ha sido. A no ser que, en España, se considere “delito” representar los intereses de la ciudadanía, celebrar lo más democrático que existe: un referéndum.

Está en juego la libertad de unos líderes, pero es mucho más: Está en juego la verdadera democracia, la verdadera justicia, la libertad de los independentistas que han “reaccionado por dignidad democrática”. Y lo han hecho porque quieren vivir con el nivel de vida que merecen por su trabajo; en auténtica democracia, justicia social avanzada, dignidad, identidad. Hoy, lo impide el Estado español. Y lo quieren en forma de República catalana, en las mejores relaciones con España y países europeos, pero “libre”, independiente”.

El “modelo” de “la unidad de España está por encima de la propia Constitución de la verdad, de la democracia, de la justicia real…, no es asumible por los votantes en Catalunya con dignidad”.

Conclusión

¡No se ha cometido ningún delito! No corresponde ningún indulto.

Quien considere que el indulto soluciona el problema, se equivoca. Cada día son más los votantes en Catalunya conscientes de los crecientes y negativos efectos de la “dependencia” del Estado español. Hay que seguir firmes en la defensa de AMNISTÍA Y REFERÉNDUM DE AUTODETERMINACIÓN. 

Lo que se hizo el 1.0 de octubre fue una demostración al mundo de una sociedad profundamente democrática, que defendió “urnas” y fue violentamente agredida por “robocops” que aporrearon a pacíficos votantes cuyas armas eran papeletas de votos.

En tanto no haya AMINSITIA Y REFERÉNDUM, los votantes de Catalunya no deben ser seducidos por promesas lejanas, cantos de sirena, de un Estado que, Junqueras lo ha dicho: “nunca cumple sus promesas”.

No se han movilizado millones de personas para quedarse en un indulto por algo que no se ha hecho. Se ha llegado hasta aquí para defender una República catalana independiente, próspera, democrática, libre, con justicia social, respeto a su identidad, integrada en los valores de la mejor Europa.

¿Indulto? ¡No! ¡AMNISTÍA Y REFERÉNDUM, SÍ!

10/06/2021

Si vols llegir tots els articles publicats per Paco Martínez, fes clic aquí

Deixa el teu comentari

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.