JUDICI

Si vols deixar el teu testimoni en aquesta secció, pots enviar el text proposat al correu jubilats.assemblea@gmail.com,  un cop l’equip d’edició de la Web l’hagi revisat el publicarà.
En el encapçalament del teu e-mail, fes referència al nom de la pàgina on vols que es publiqui, en aquest cas “JUDICI”,  El text ha de tenir una o dues frases curtes, amb les teves reflexions en vers al Judici 

ORIGINES DEL JUCIO CONTRA EL PROCÉS

Las Sentencias del Estado Español.

 Si,  La sentencia sobre el Nuevo Estatuto (2010),  de un Constitucional que era cualquier cosa menos un órgano jurisdiccional e independiente, supuso sin duda, un punto sin retorno sobre el convencimiento de la mayoría del pueblo catalán a derivar hacia la consecución de un Estado Propio. Que puede suponer una sentencia, una sentencia de culpabilidad dictada por un Supremo no menos politizado que el Constitucional, un Tribunal Supremo que Ignacio Cosido Senador del PP dice controlar desde detrás.   

 Perseguir la victoria total y la humillación de todo un pueblo puede acabar girándose en contra como se ha demostrado en muchísimas ocasiones y de ello España tiene infinitas experiencias con las pérdidas de sus Colonias.

El auge independentista.

 Se equivocan quienes creen que el auge independentista es debido a un cambio de posición del mayor partido de la derecha, o de una iluminación divina de los sucesivos presidentes de la Generalitat, atribuyéndoles  de forma peyorativa una visión mesiánica del futuro de Cataluña.

 Nada más lejos de la realidad, nos encontramos frente  un movimiento de más de dos millones de ciudadanos que a pesar de la represión constante del Estado, ha perdido el miedo, promoviendo desde  abajo una revolución pacífica, fruto de su decepción por el bloqueo autonómico, debido a su falta de financiación, humillación, incomprensión, deslealtad institucional, falta de respeto a las leyes del Parlament y al marco de convivencia dentro del Estado Español. Esta falta de financiación supone un mayor endeudamiento  con el propio Estado,  que a su vez no nos financia según lo pactado, (léase la cláusula adicional tercera del Estatut), además del expolio económico que anualmente sufren los ciudadanos de Cataluña  por ley.

 En definitiva una situación de ahogo económico intencionado.

 Así pues nos enfrentamos a una sentencia  sobre un relato creado para ejecutar una venganza, ante un nacionalismo que no puede consentir que se cuestione la indivisibilidad de la patria, dicho con otras palabras más claras. La unidad de la patria está por encima de la verdad.

 Todo ello preparado para que nuestra respuesta pacifica ante tamaña injusticia, poder crear otro relato de rebelión semejante al del juicio y proceder a realizar su sueño hostil y centralizador sobre Catalunya, de  nuevo el Decreto de Nueva Planta, de Felipe V a Felipe VI a pesar del paso del tiempo se repite la misma historia, el problema catalán es una anomalía para el nacionalismo Español

Por todo ello debemos reaccionar.

 Los ciudadanos de Cataluña deseamos un país normal como cualquier otro, y queremos vivir en un estado que  defienda nuestros intereses, con capacidad de elaborar nuestras propias leyes, gestionar nuestros recursos, sus infraestructuras y todos sus servicios, y poder tratarnos de igual a igual con los otros países del mundo.

 Sí no somos capaces de conseguir las herramientas que nos daría un nuevo Estado catalán, para enfrentarnos a los retos de globalización de este siglo XXI, las generaciones futuras nos juzgaran.  

Si en este momento histórico, en el que tenemos la oportunidad de conseguir la independencia, lo dejáramos pasar por miedo, nuestros propios hijos y nietos no nos lo perdonaran.

Paco Martínez. Ex Secretari Nacional de la ANC. Grupo de trabajo de Jubilats por la Republica y Miembro de Súmate.